EFT

El EFT me ayudó muchísimo a bajar de peso en un período breve y ahora mi peso está estable. Estoy muy agradecida a Elisabetta quien me enseñó este método.

 

Cristina R.

El día después de haber finalizado el curso EFT, tuve que hacerme una cirugía en la boca por lo que padecí mucho dolor. Después de una breve sesión de EFT dicatada por Elisabetta Reist, el dolor desapareció. El cirujano quedó sorprendido por la velocidad a la cual cicatrizó mi herida.

Federica G.

Gracias a lo que Elisabetta me enseñó, recuerdos lejanos y olvidados volvieron a la superficie y ahora estoy lista para afrontarlos. Estoy muy agradecida.

Maddalena S.

Fue a ver a Elisabetta porque no podía controlar mi ansiedad. Así como viajo seguido entre Italia y Suiza, siempre por la autopista, cada día que lo hacía era un sufrimiento. Elisabetta me ayudó a descubrir la razón de mi ansiedad y trabajamos juntas por una hora. Mi ansiedad desapareció completamente y ahora puedo manejar por la autopista sin emociones que me hieran.

Gracias.

Brigitte B.

Un día fui a ver a Elisabetta porque tenía dificultades para respirar y picazón general. Ella me ayudó con el EFT y nos concentramos en mi alergia. Luego de la sesión, estaba tan cansada que me fui a la cama. Dormí toda la noche. A la mañana siguiente me sentí muy bien y nunca más tuve ataques de alergia.

Alessia R.

Elisabetta me ha enseñado el EFT por bastante tiempo. Ahora soy consciente de lo que siempre me ha causado problemas psicológicos y ahora estoy trabajando en ello. Hasta ahora, he obtenido excelentes resultados.

Darija P.

SpringForestQiGong

 Luego de haber padecido una cirugía al corazón y ser hospitalizada, comencé a utilizar la meditaciones del SpringForest y las técnicas de respiración que me enseñó Elisabetta. Pude dejar el hospital a pocos días de la cirugía, cuando los doctores me habían dicho no era posible.

Estoy muy agradecida.

Carmen M.

Mi médico me había dicho que necesitaba una operación a la vista. Por mi parte, realicé los ejercicios para la vista que me enseñó Elisabetta por dos meses y cuando fui a ver a mi médico nuevamente, él me preguntó qué era lo que había pasado. No había señales de alguna enfermedad y la cirugía ya no sería necesaria.

Estoy segura que esto lo debo a las enseñanzas y ejercicios del SpringForestQiGong.

Angela V.

Corrí a pedirle ayuda a Elisabetta porque me dolían mis ojos, los tenía muy irritados, inflamados y con pus. Me dijo que para las 12:30 estaría curada. Yo pude sentir su presencia y luego mis ojos volvieron a la normalidad. Estoy muy agradecida.

Barbro E.

Tenía un terrible dolor en mi hombro derecho y estaba preocupada por el hecho de tener que viajar al día siguiente con semejante dolor. Elisabetta me asistió con una sesión de sanación y el dolor mejoró inmediatamente. Antes de la sesión, le pedí a Elisabetta que me curara nuevamente y luego, el dolor desapareció.

Al día siguiente pude viajar sin problemas y el dolor nunca volvió. Me fue realmente bien.

Gracias.

Carla H.

Yo aprendí del SpringForestQiGong con las clases de Elisabetta y quisiera señalar que mi salud psicológica y física mejoraron muchísimo.

 Estoy muy agradecido.

Alma A.

Mientras seguía las clases de Elisabetta, mi nieto estaba sufriendo una terrible tos. Le enseñé a él los ejercicios que había aprendido y la tos mejoró rápidamente hasta que desapareció.

 Estoy muy agradecida.

Adriana F.

Cuando seguía las clases del SpringForestQiGong con Elisabetta, tuve un fuerte dolor a la próstata. Ella me hizo algunas sesiones de sanación e inmediatamente me sentí mucho mejor y aliviado.

 Estoy profundamente agradecido.

Enrico M.

Cuando comencé a estudiar el SpringForestQiGong, yo estaba haciendo la quimioterapia. Después de cada sesión de quimio, iba a visitar a Elisabetta quien me procuraba una sesión de sanación. Los resultados fueron asombrosos. Sufrí muy pocos efectos colaterales y en poco tiempo estaba listo para volver al trabajo.

 Estoy profundamente agradecido.

Gabriele A.

Cuando Elisabetta trabajó sobre mi pierna, de repente sentí de nuevo la fuerza de la energía. De hecho, debido a la quimioterapia, mi pierna derecha había sufrido un daño neurológico y, desde entonces, no había dado señales de vitalidad. Estoy inmensamente agradecida por la revitalización de mi pierna.

Gracias, Elisabetta.

Jeanine E.

Me diagnosticaron un cáncer de 4to grado. Mi novia, que vive en Suiza, trabajó conmigo junto a Elisabetta, quien me acompañó durante mi tratamiento contra el cáncer hasta que esta enfermedad desapareció por completo. Aunque vivo en Venezuela, Elisabetta me mandó energía positiva desde Suiza y yo pude sentirla inmediatamente. Ahora me siento completamente sano y siempre estaré agradecido a Elisabetta por lo que hizo por mí.

Riccardo

Yo conocí a Elisabetta en un seminario en Londres y, como tenía dificultades para caminar por fuertes dolores en mi rodilla derecha, ella me preguntó si podía ayudarme. Ella me hizo una sesión de sanación de Spring Forest Qi Gong y el dolor desapareció y nunca más volvió.

 Quedé asombrada por el resultado y estoy muy agradecida.

Barbara S.

Conocí personalmente a Elisabetta en un seminario aunque ya había oído hablar de ella. Le conté que, debido a un accidente que tuve mientras esquiaba, no podía levantar mi brazo izquierdo. Nos pusimos de acuerdo que, durante la pausa del almuerzo, ella me aplicaría una sesión de sanación. Ella se concentró en mis hombros, moviéndolos hacia arriba y hacia abajo. Después que la sesión terminó, levanté mi brazo izquierdo como si nunca mi hubiera pasado nada. Quedé muy sorprendido. Gracias a la curación de Elisabetta mi brazo quedó en perfectas condiciones.

 

Reto

Con Elisabetta somo vecinos ya que vivimos en el mismo edificio. Un día ella me dijo que podía enseñarme algunos ejercicios para mi rodilla derecha que me ocasionaba algunos problemas para caminar. Fui a visitarla y me mostró algunos ejercicios. Ella me curó y desde entonces mi rodilla no me dio más problemas para caminar.

 Estoy muy contento y ahora hago los ejercicios en mi casa

Alfredo N.

Agegate Therapy

 Hace 25 años atrás me divorcié de mi marido. Estaba muy enamorada de él pero me sentí ofendida a muerte cuando descubrí que me engañaba con su asistente. Desde entonces, no paraba de sufrir y no podía perdonarlo hasta que Elisabetta empezó a trabajar conmigo. Hicimos varias sesiones relacionadas con el trauma emocional que había padecido. Una vez terminadas las sesiones, pude hablar de nuevo con mi ex marido sin sentirme mal. Ahora estamos de nuevo en contacto, incluso también con su actual mujer. Nos respetamos y cuidamos mutuamente.

Estoy muy agradecida.

Barbro E.

Había estado sufriendo toda una serie de dolores y depresión. Una noche soñé que Elisabetta podía ayudarme. Fui a verla y ella me dio algunas sesiones de Agegate Therapy. Estaba tan sorprendida que, inmediatamente, empecé a sentirme mucho mejor y con más energías. Seguimos trabajando en las sesiones y cada día me siento mejor.

Alma

Be Sociable, Share!
Share This